Culturas Vivas

La mezcla racial en la época de la colonia en Honduras, se enriqueció con la presencia de ocho grupos étnicos de origen indígena y negro que se localizan a lo largo y ancho del país.

GARIFUNAS El grupo más numeroso, cuyos antepasados arribaron a la isla de San Vicente en el Caribe en 1636 y su estadía ahí fue de 161 años donde se forjaron como hombres libres para mantenerse fuera de la esclavitud. En 1836 emigraron a la costa norte de Honduras donde han permanecido con su riqueza cultural y tradiciones. El 80% viven dentro del país. Hay muchos pueblos, algunos son populares mientras que otros son más inadvertidos. Algunos de los pueblos más populares son:

CULTURES-IN.jpg

• En el área de Tela: San Juan, Triunfo de la Cruz, Miami y La Ensenada.
• En La Ceiba: Corozal y Sambo Creek
• En Trujillo; Trujillo, Santa Fe, San Antonia y Guadalupe
• En Batalla, tienen pueblos en toda la Reserva de la Biosfera del Río Plátano.

Sus casas están construidas como se hacía antiguamente, de caña y hojas de palmera, aunque más recientemente se han renovado hasta incluir bloques de concreto. Dependen de la pesca, que llevan a cabo usando sedales manuales, redes y canoas ahuecadas. Muchos de los pueblos son autosuficientes, y casi ningún Garífuna desperdicia lo que la naturaleza le ofrece.

Encontrará bastante de la agricultura local incorporada en sus dietas y platos. La machuca, es una comida hecha de plátanos verdes pisados con sopa de leche de coco y pescado frito. Hay panes tradicionales como bollitos, pan de banana y de calabaza al igual que el famoso casabe que está hecho a base de yuca. Los Garífunas también tienen recetas para preparar cocktails, que seguramente iluminarán su noche, y combinan bien con la música, el baile y las ceremonias.

LEMPIRA.jpg

LOS LENCAS son un pueblo amerindio que habita en el departamento de Lempira, Honduras, conocido como lenca. En este pais, donde la tenencia de la tierra lenca es comunal pero titulada individualmente, los conflictos con la Iglesia católica propiciaron que en 1989 se fundara la Organización de Nacionalidades Indígenas Lencas de Honduras; sin embargo, sólo se extiende al 2% de este pueblo estando el resto vinculado a gremios campesinos. Se cree que actualmente pueden vivir 80.000 lencas.

LEMPIRA2.jpg

Llamados “Pipil” los pipiles eran predominantemente mayas. Este nombre significa ‘muchacho’ en lengua náhuatl y se les llamó así por su peculiar dialecto aztecoide. Productores de maíz, fríjol y calabaza, han sufrido la aculturación. La mayoría de los pipiles han perdido su lengua indígena pero no así su memoria etnohistórica, por lo que se han convertido en uno de los pueblos amerindios de más confuso análisis etnográfico.

LA-MOSQUITIA.jpg

LOS MISQUITOS O ZAMBOS (Mezcla de negro e indio) viven en unas 84 comunidades rurales, localizadas en el departamento de Gracias a Dios, zona de La Mosquitia. Su población supera los cuarenta mil habitantes. Este grupo étnico ha vivido de manera permanente de las actividades de la pesca y en el pasado reciente han incursionado con éxito en las labores de buceo. La población misquita es descendiente de las tribus Chibchas, quienes vivieron en los bosques bajos del norte de América del Sur antes de la llegada de los europeos. El nombre misquito, posiblemente provenga o esté relacionado al "mosquete" que era el fusil introducido por los ingleses y que se negociaba en aquella costa.

En la actualidad, los misquitos forman el grupo poblacional más numeroso de la Mosquitia, se estiman en 30,000 los miembros de esta etnia.

LA-MOSQUITIA2.jpg

TAWAKAS o Sumos, Descendientes de grupos distintos de la cultura mesoamericana del suroccidente y centro de Honduras, los sumos constituían tribus selváticas y nómadas, que a la llegada de los españoles recorrían el curso medio del río Patuca, en lo que es el actual departamento de Gracias a Dios. Conocidos por los españoles como taguacas, son descritos por aquéllos como indóciles y belicosos, tanto en sus relaciones con los indios lencas como con los conquistadores y misioneros.

Un grupo pequeño de ellos sigue viviendo cerca de ese río.

PECH, esta sociedad es una etnia que ha habitado el territorio de la actual Honduras desde hace más de 3 mil años, se cree que provienen de América del Sur con un origen Chibcha, luego emigraron a Colombia y llegaron hasta Honduras. Su sociedad está conformada por aproximadamente 3200 habitantes. Habitan los departamentos de Gracias a Dios, Olancho y Colón. El término Pech significa "Gente", utilizado para referirse a su sociedad; Para hablar de las demás sociedades utilizan pech-akuá que significa la otra gente o el término bulá que significa ladino.

PECH.jpg

Conservan su idioma, su cultura, su religión y su sistema económico, es conocido sobre todo las personas de la tercera edad. Respetan la naturaleza ya que dependen de su flora y fauna. Las mujeres Pech participan activamente en la vida laboral, económica y religiosa, son agricultoras, pescadoras, jefes tribales, curanderas y chamanes. Su importancia en la sociedad está equiparada con el de los hombres, fue muy significativa desde antes de la colonia, pero luego de la conquista la influencia colonial motivó su desvalorización social.

Son conocedores de una botánica naturista ancestral, los curanderos se encargan de conservar y divulgar la medicina pech basada en un conocimiento profundo de la naturaleza, desarrollaron terapias para tratar la mordedura de la serpiente "barba amarilla" y para muchas otras enfermedades, por lo que sus ancianos son muy respetados y consultados. Sus ancianos conservan muchas canciones con música y lengua nativa. Algunos de sus instrumentos musicales autóctonos son la Tempuka, el Arwa y el Camachá. Desarrollaron la agricultura y la ganadería, se alimentan de carne de animales domésticos, vegetales, cultivan yuca, frijoles y maíz. Han desarrollado comidas a base de arroz, frijoles, también bebidas alimenticias y embriagantes.

TOLUPANES.jpg

TOLUPANES O XICAQUE, Hacia fines de la época prehispánica se extendieron por la costa atlántica, la Bahía de Honduras, desde el Río Ulúa a Puerto Castilla, cerca de la actual Ciudad de Trujillo y tierras adentro hasta el Río Sulaco, pero en el año de 1,609 se ubicaron como grupo étnico en el área de los Ríos Guayape y Guayambre, en el departamento de Olancho. Hoy en dia este pueblo se encuentra ubicado en el departamento de Yoro precisamente en los Municipios de Morazán, El Negrito, Victoria, Yorito, Yoro, Olanchito y en el departamento de Francisco Morazán, en los Municipios de Marale y Orica.

La mayoría de estos grupos están comunicados por carreteras, caminos de herradura y veredas. En las partes más altas de las Montañas de Yoro, actualmente forman la Federación de Tribus Xicaques de Yoro con 29 consejos tribales, y dos que todavía no se han integrado a ésta estructura que es la tribu El Hoyo y la zona occidental de la Montaña de la Flor. Su población aproximada es de 18,000 personas. Lingüísticamente representan uno de los mayores enclaves sureños del Tronco Hokan procedente de los pueblos que vivían a sudoeste de los Estados Unidos y al Norte de México. A pesar de que la cultura Tolupan ha sido en gran parte afectada históricamente por los ladinos, conservan a su lengua Tool y sus tradiciones en las tribus de la Montaña de la Flor.

CAFE.jpg

Cuentan con pequeños cultivos de café que fue introducido en la década de 1930. Sus alimentos básicos, son el maíz, fríjol, calabazas, papas y otros tuberculos. Plantan bananos en pequeñas parcelas y otros árboles frutales como: naranjos, mangos y aguacate, así como también pequeños plantíos de tabaco. Producen miel de abeja, practican la pesca y caza en menor escala; conservan el uso del arco y la flecha para la cacería, el consumo del tabaco en pipas elaboradas en la localidad y el uso de piedra de pedernal para encender el fuego. Tejen hermosas canastas de variadas formas y redes que se emplean para transportar maíz. Las mujeres cosen sus vestidos con telas compradas y las túnicas de los hombres llamadas balandranes.

CHORTIS, descendientes de los famosos Mayas siendo Copán como el centro cultural de y sede de la civilización del antiguo imperio. Pueblo, encabezado por su cacique Copán Galel, presentó fuerte resistencia a la conquista española que culminó con su sometimiento. Históricamente, los Maya-Chortís de Honduras se localizaban en los departamentos de Ocotepeque, Copán y una estrecha franja del norte de los departamentos de Cortés y Santa Bárbara. Esta población del país vive en las zonas del Choncó, Colón Jubuco, San Rafael, Tapescos, Carrizalén y la Laguna en el municipio de Copán Ruinas. Su población es de unos 3,600 habitantes. Esta etnia en particular utiliza fundamentalmente el español como lengua de comunicación. Su forma de vestir tradicional aún se mantiene.

LEMPIRA3.jpg

Su cultura musical está expresada por una serie de instrumentos como la teponagua, el cortín, el tambor, el pito, chinchín, sonaja y el cuerno. El rito más representativo es «El Baile de los Gigantes». Su dieta alimenticia se reduce básicamente al uso del maíz y frijol. Es maíz es preparado en diferentes formas en bebidas como chilate, pozol, atole dulce y agrio (chuco), tortillas, tamal de viaje, el totoposte y bebidas embriagantes: chicha mezclada con jugo de caña o piña fermentada. La mayoría de sus viviendas están construidas de madera y lodo conocido como bahareque, techo de paja y piso de tierra. Las casas tienen divisiones de tela o papel y algunos casos varas y zacate.

Su actividad económica fundamental es la agricultura; Aunque también elaboran una serie de artesanías como matates, mecapales, petates y canastos. Los Chortís profesan culto y veneración a la naturaleza mediante los ritos a los dioses de la tierra y consagración a las simientes y en honor a los dioses del viento

“Nuestras etnias representan el panorama multicultural de la población hondureña.”